Cada joya que sale de nuestro taller tiene un poquito de nuestra alma.

Ponemos todo el amor, mimo y cuidado al crearla, no es una tarea fácil, comenzamos con tu idea, la damos forma con el diseño, después la grabamos cuidadosamente y por último la montamos en un collar, pulsera, llavero...

Luego le hacemos unas fotos.

Te preguntarás porqué, no solo por las RRSS, sino también porque nos encanta tener un registro los diseños y creaciones que hemos realizado.

Luego la limpiamos con mucho espero, y por último la introducimos en nuestra cajita de joyería que con tanto espero diseñamos para ti.

Dentro de cada caja no solo hay un metal precioso, sino una historia.

Historias que en ocasiones nos han hecho llorar, o reir, historias que hemos seguido con el paso de los años, historias que nos cuentas para que nosotros podamos crear esa joya especial para ti, una joya con tu alma y con la nuestra.