Muchas veces compramos alguna joya de plata, y en ocasiones se puede poner negra.

No os preocupéis.

No penséis que por ponerse negra no es plata o que es de menos calidad.

La plata reacciona con el sulfuro de hidrogeno o ácido sulfhídrico atmosferico que tras reaccionar con la plata empieza a adquirir un color negruzco.

Es importante que cuanto esto pase, limpiemos la joya y no dejemos que se ennegrezca más, porque sino será más dificil limpiarla.

Además hay factores que hacen que este proceso sea más rápido como los ph de la piel, si la persona que lleva una pieza  tiene un ph ácido la plata se ensuciará.

La zona del agua donde se viva. 

Utilizar colonias sobre la joya y hasta la cantidad de azufre que hay en el ambiente.

Que podemos hacer cuando esto sucede?

Se puede limpiar con productos para limpiar plata, pero no lo recomendamos puesto que pueden dañar los grabados.

Tenemos un truco que siempre funciona y con ingredientes que todos tenemos en casa.

Forramos un bol con papel albal por la parte mate y llenamos con agua caliente y sal disuelta y introducimos la plata que queremos limpiar.

Esperamos durante 15 min, y secamos con un trapo o papel de cocina, y retiramos la parte negra que pudiese quedar.

Si la pieza estuviera muy sucia, repetir el proceso 2 o 3 veces más.

Os mostramos con imagenes paso a paso.

Un truco fácil, rápido y con productos que todos tenemos en casa, y sobre todo efectivo.